Cómo ir de fin de 14 adultos y 17 niños y no morir en el intento

El título lo dice todo. Nadie murió en el intento jajaja. El viaje ha sido a Cazorla, en la sierra de Jaén, con el grupo de amigas y vecinas. En un principio íbamos a ser 9 matrimonios pero al final 2 de ellos no pudieron. Nos quedamos a dormir en Chilluevar (a 15 minutos de Cazorla), en la casa de la familia de uno del grupo, que tiene 9 dormitorios! Os pongo los hitos por los que el finde ha sido un éxito:

  1. ORGANIZACIÓN: he de decir, que quedamos unas 4 o 5 noches para tomar una cervecita y organizar. Los maridos nos lo echaron en cara! jajaja… Empezamos con la lista 3 semanas antes. Además cada una aporta cosas importantes. Están entre otras Lucía, a la que llamamos Siri, que tiene 4 hijos y una organización y paz mental fuera de lo normal. Blanca con su furgo 9 plazas donde metió hasta una cama plegable y una barbacoa… Chon, la anfitriona que se ocupó de casi todo, incluidos excels de gastos, compra, menús y logística allí mismo. Y por supuesto el menú cerradísimo donde lo que primaba era “no sacar ni un cazo y no cocinar nada).
  2. MOTIVACIÓN: las ganas que había de este finde eran desmesuradas, por lo que las ganas con las que pensamos en actividades y organización eran máximas, con lo que no hubo ni una mínima discusión. Solo hubo dilema sobre si la cena para los adultos tenía que ser tortilla y croquetas como los niños o si comprabamos chuletón y picaña y los adultos nos pegabamos un homenaje tras acostar los niños. Ganó la barbacoa de chuletón jajja.
  3. OBJETIVIDAD: aunque había ganas de hacer mil planes (senderismo, baño en el río, paseo por el centro de cazorla, etc) fuimos muy realistas en que mover a lo que iban a ser 21 niños, de los cuales 11 tienen menos de 5 años, no era realista. Así que super Chon planificó un paseito en tren (que obviamente llenamos entero y superamos aforo) para visitar Cazorla su sierra. Comimos gachamigas (plato típico) y pasamos la tarde en el jardín de la casa de Chon. Dormimos siestas por turnos y por la noche estábamos todos más descansados.
  4. CARIÑO: ha reinado el cariño, las risas, la solidaridad, el apoyo… todos hemos sido padres y madres de todos lo niños. Nos hemos hecho la cobertura constantemente.
  5. RELAX MENTAL: asumimos que un finde así tenía que ser relajante. Sin estrés porque no comieran fruta o verdura. No iba a pasar nada si se acostaban a las 11 o 12… Y una ducha en todo el finde porque éramos muchos. jajaja cochinos! Ha sido genial. La hora de las cenas fueron divertidísimas. Niños en tronas, niños peleándose con cojines, otros viendo dibujitos, otras jugando al cuarto oscuro, otros llorando… simplemente genial. Y encima, los bebés estaban dormidos a las 21.30, así que nos cundió mucho por la noche.
  6. CONVIVENCIA: los maridos, pese a que la primera noche nos acostamos a las 2am, ellos estaban muy motivados en ir a pasear por la sierra y ver animales a las 7 de la mañana (jarrr?!?!?). Lo bueno? que las mamis nos despertamos en pijama y bata y hasta las 11 no nos duchamos! jajaja… Lo malo? que sufrimos el momento siesta, donde todos queríamos dormir. Nos apañamos por turnos como pudimos.
    • Ha sido fundamental llevar las tronas de Ikea, las de plástico, porque se desmontan sin problema y allí nos ha salvado porque había momentos de caos en las cenas y así los bebés estaban seguros. Tengo otra de viaje, pero a veces no la he podido usar por el tipo de mesa donde comíamos.SALUD!!!! ningún niño se cayó ni se puso enfermo durante el viaje. Dos días antes de salir, Juanito, de 6 años, se cayó de un columpio y se partio la tibia… él y sus hermanas no pudieron venir con todo ya organizado. Una rabia! pero bueno, por lo demás, los otros 17 niños sobrevivieron al finde!

CACHIVACHES PARA LLEVAR EN CASO DE BEBÉS:

    • Una del grupo que no pudo venir, nos prestó la cuna de viaje Babyjorn. Es la compra que más me arrepiento de no haber hecho cuando nació Trianita y con Alvarito me daba rabia. No ocupa nada! y el montaje es de lo más sencillo! Fundamental porque llevábamos otra para Trianita.
    • Pañuelo Cubre Lactancia. Si va tanta gente, a veces incomoda a algunos ver el pecho, o a una misma. Así que la solución perfecta es llevar unos de nuestros pañuelos cubre lactancia.

    • Peto para gatear imprescindible. Los más pequeños estuvieron explorando la casa, los jardines, subiendo escaleras y jugando en el suelo con libertad.


    • Silla de paseo BabyZen Yoyo: es la silla de paseo que tenemos y siempre la metemos al final, cuando ya hemos cargado el coche. Imaginaros lo poco que ocupa. Es un descubrimiento. Ya hablaré sobre esta silla más adelante.