El otro día, desmotivada y con una sensación terrible de desamparo (sin dramatizar…jajaja) por haber terminado la última serie que estaba viendo,  abrí el Menú de Movistar+ sin rumbo y sin esperanza a ver si encontraba algo. La serie que había terminado era Revenge -sí, lo digo sin pudor alguno-, una especie de Falcon Crest pero que engancha, qué se le va a hacer…. 

El caso es que, aunque tengo una lista más larga que la de la compra del mes de recomendaciones de amigas…  me puse a cotillear la parrilla en busca de algo me volviera a enganchar.

 Y ahí estaba yo mando en mano cuando me encontré de bruces con “Mira lo que has hecho”. En la imagen una pareja tirada en la cama con un bebé atravesado y con Berto Romero de protagonista y creador. Me acordé entonces de un libro de Berto que me prestó una muy buena amiga cuando íbamos a ser padres del primer bebé, que iba dedicado al papá: Padre, el último mono. ¡Era buenísimo! La visión de la paternidad desde el punto de vista del padre.

La serie no tiene desperdicio. De momento hay una temporada de 6 capítulos muy cortitos que te saben a poco porque en los primeros 5 minutos ya quieres ver la serie entera.  

Es divertidísima y aporta una visión súper realista y brutal de cómo son los primeros meses de la maternidad: el que todo el mundo opine sobre lo que le pasa a tu bebé cuando llora, que te vuelvas loco buscando el truquito perfecto para que se duerma, qué guardería escoger… el mundo de la lactancia…un sinfín de escenas que nos han pasado a casi todos, pero con el toque de humor que a mí me hizo llorar de risa.

¿Quién no se ha vuelto medio loco con la temperatura del cuarto? ¿o las capas que hay que poner a un recién nacido al nacer? ¿o tocarse un pecho para saber cuál te toca en la siguiente toma… muy realista. Cosas que en realidad la gente no cuenta de la maternidad.

Es verdad que lo normal es que no se junten todas las circunstancias, pero de ahí el toque de humor y exageración. Si no, no sería una serie de televisión.

Se la recomiendo a todo el mundo, pero muchos padres recientes se sentirán totalmente identificados.

Lleva la lactancia con intimdad

Usa nuestros pañuelos cubre lactancia cuando estés en público, y prepárate para la toma sin complicarte. No saldrás a la calle sin el pañuelo.

Ver los Diseños
pañuelo lactancia
ROPA PARA GATEAR

Nadie te ha dicho que lo vas a necesitar… te hacemos un favor

A partir de los 6 meses, los niños pasan mucho tiempo en el suelo para ejercer fuerza en cuello, brazos y piernas, preparándose para el gateo. Ponle los PANTALONES DE GATEO encima de su ropita para que no se dañe la suya, ni se haga daño en las rodillas.

¿En serio? ¡A Ver!