pañuelo cubre lactancia

¿Por qué tener un pañuelo cubre lactancia?

Cuando tuve a Trianita, lo pasé regular (por no decir fatal) con el principio de la lactancia. La subida fue tremenda, casi cojo una mastitis de caballo… en fin, al cabo de dos semanas mejoró el tema jajaja

Empecé a salir más a la calle, era pleno julio, así que los paseos por la mañana eran muy agradables en Madrid (digo esto porque en Sevilla, como que no). Pero claro, dar el pecho fuera de casa era un poco lío y taparme no me resultaba fácil.

Una amiga me habló de las capas de lactancia y tardé horas en comprar una. Desde el momento en que empecé a usarla, mi lactancia fuera de casa cambió por completo. Yo no soy de las que se van tapando por las esquinas, pero cuando tenía intimidad, el momento se me hacía más relajado.

Cuando comíamos fuera, daba igual dónde, yo me ponía la capita, y veía a trianita mientras le daba el pecho, pero nadie me veía a mí.

Cuando nació My Wander Kids con los pantalones para gatear, que era algo que yo no conocía y me resultó muy práctico, decidimos que lo siguiente serían los pañuelos cubre lactancia